Saltar al contenido

Prueba del Hyundai Tucson 2021: a por el podio de los SUV compactos

La marca coreana da un paso adelante: quiere reventar el mercado.

prueba del hyundai tucson 2021

La prueba del Hyundai Tucson 2021 es un estupendo ejemplo de la evolución que ha sufrido la firma coreana a lo largo de las últimas dos décadas. A principios de los 2000, Hyundai contaba en su gama con coches con un aspecto y unas calidades muy pobres. A día de hoy, puedo afirmar que el nuevo Tucson puede codearse con lo mejor del segmento de los SUV compactos. Ha llegado para triunfar; lo tiene claro.Suscríbete al canal de YouTube de HolyCars

Porque las buenas opiniones del Hyundai Tucson no se basan solo en un diseño completamente rompedor. También ha mejorado mucho en tecnología y en espacio. Y a pesar de que cuenta con unos rivales durísimos, dispone de los ingredientes suficientes para reventar el mercado y colarse entre los tres modelos más vendidos de su categoría. Y en esta prueba te voy a contar por qué. Pero antes de nada, quiero dar las gracias a Hyundai Maven Motor, concesionario oficial de la marca en Badajoz, por cedernos esta unidad.

Prueba del Hyundai Tucson 2021

Un ‘partecuellos’

La imagen del nuevo Tucson llama muchísimo la atención. Tiene una parrilla enorme formada por pequeñas partes que están acabadas como en una especie de antracita cromada. Lo más impresionante es que las que están en los laterales se iluminan. Le dan al coche un aspecto como diamantado, una tendencia que se repite en otras partes interiores. Las líneas de tensión y los ángulos están muy presentes, como en el capó o en los pasos de rueda.

En el perfil también hay muchísimas nervaduras que le dan una forma súper curiosa. Y en cuanto a medidas, tiene 4,50 m de longitud, por 1,87 de anchura y 1,65 de altura, mientras que su distancia entre ejes es de 2,68 m. Las llantas son de 17 pulgadas, y sinceramente, me parecen un pelín pequeñas para llenar estos pasos de rueda. Y en cuanto al color has de saber que este azul tan chulo cuesta 560 euros.

prueba del hyundai tucson 2021

En la zaga se han utilizado varios recursos de diseño muy de moda. Uno es el techo bicolor, que se combina con una moldura en símil de aluminio cepillado en el pilar C. Además, los grupos ópticos traseros se unen en el medio del portón del maletero. En las protecciones plásticas traseras de nuevo hay el diseño diamantado que comentaba antes, y los escapes son reales… aunque no se ven. Al menos es un detalle que no los imiten.

Cómodo y tecnológico

Vamos con la parte interior en esta prueba del Hyundai Tucson 2021. Empezando por los asientos, son muy pero que muy cómodos, aunque deportividad tienen más bien poquita. El volante está forrado en un cuero de mucha calidad y tiene una imagen curiosa, con cuatro radios en donde los inferiores están ubicados en disposición paralela con respecto a los de arriba, los principales. Además, tiene un buen grosor y un buen diámetro.

La pantalla de la instrumentación siempre es digital y tiene 10,25 pulgadas. Se puede configurar su aspecto en función del modo de conducción escogido. Y el display del sistema de infoentretenimiento cuenta con 8 pulgadas en este caso, si bien en opción también puede ser de 10,25. Ofrece conectividad total con Android Auto y Apple CarPlay, y aunque está en un lugar algo bajo, resulta fácil de manejar y se ve muy bien.

prueba del hyundai tucson 2021

La consola central está terminada en negro piano en su totalidad, lo cual no me gusta nada. Es un material que se raya con mirarlo y que se ensucia con mucha facilidad. Por contra, algo que me encanta, es que a pesar de que todos sus botones son táctiles, mantiene unos físicos para controlar el volumen del sistema de audio y la graduación del sistema de climatización.

En cuanto a las calidades de los materiales que componen el habitáculo, considero que son de notable alto. En las partes bajas hay algunos plásticos duros, pero los ajustes son excelentes. Está hecho para durar. Y para acabar con la cabina en su parte delantera, los huecos. Hay los típicos, y son de buen tamaño, salvo la guantera clásica. Hablo de los que hay en las puertas, delante del pomo del cambio de marchas, en el doble portavasos y en el reposabrazos central.

Un gran espacio detrás y en el maletero

Al acceder a las plazas traseras compruebo que la apertura de la puerta y el hueco son enormes. Accesibilidad fácil, como a mí me gusta. Los asientos siguen la tónica de los de delante, siendo muy cómodos, y la amplitud es sobresaliente. Hay muchísimo espacio para las piernas y para la cabeza. Lo mejor es que por anchura podrían viajar detrás tres adultos. Eso sí, hay tomas de carga USB, pero no salidas de climatización, al menos en esta versión.

prueba del hyundai tucson 2021

Por supuesto, tiene el reposabrazos central con dos huecos para los vasos, y bolsillos en las puertas, en donde cabe una botella, y en el respaldo de los asientos delanteros para guardar papeles o documentos. El maletero tiene 577 litros de capacidad y me parece enorme (si no fuera micro híbrido serían unos 40 litros más). La boca de carga es grande y las formas interiores, regulares. Está a una muy buena altura y tiene utilidades como ganchos o agarraderas. Y si abates los asientos posteriores el espacio crece hasta los 1.756 litros.

Prueba del Hyundai Tucson 2021: ¡a sus mandos!

Llega la hora de poner a prueba el Hyundai Tucson 2021. ¿Cómo va en marcha? Pues su sistema de propulsión es muy característico. Es un bloque 1.6 TGDi de gasolina, y es híbrido. Pero es decir, micro híbrido. Se combina con un pequeño motor eléctrico de 48V que no mueve al coche por sí mismo, pero que apoya al de combustión en aceleraciones y en el arranque. Y claro, tiene la etiqueta ECO de la DGT.

En total son 150 CV de potencia y 250 Nm de par motor máximo, que le llevan a registrar una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y una velocidad máxima de 189 km/h. No está mal, habida cuenta de que el peso es de 1.463 kg. Por su parte, el consumo homologado es de 6,5 l/100km, según el ciclo WLTP, cifra que no le cuesta demasiado cumplir, aunque tampoco es difícil rondar medias de 7 o 7 y medio.

prueba del hyundai tucson 2021

Uno de los aspectos que ayuda a reducir el consumo es el cambio de marchas con función iMT. Lo que hace es desacoplar la transmisión cuando se va a una velocidad constante y apaga el motor, con el consecuente ahorro de consumo. El modo vela de toda la vida, vamos. Y a propósito del cambio, es manual de seis velocidades. Me ha gustado mucho por tacto, con unas inserciones precisas y un pomo bien situado y cómodo. Tiene la peculiaridad de que el embrague es alto, y en este sentido me ha recordado a un diésel.

Por otro lado, la dirección resulta más directa de lo que me esperaba, pero su feedback en relación a lo que hay en la calzada es cero. Tiene una asistencia altísima que, eso sí, ayuda a maniobrar con él en ciudad. Y la suspensión está muy orientada al confort de sus ocupantes, que hace que no te canses con el paso de los kilómetros, pero también que el coche balancee en curva. Ahora bien, los baches se los traga todos.

Los modos de conducción son Eco, Normal y Sport. El primero prioriza la eficiencia, el segundo es el estándar y el tercero hace que sea un pelín más reactivo. El comportamiento no cambia demasiado, pero al menos sí que resulta algo más dinámico en Sport. Pero en esencia ya digo, se trata de un coche cuya prioridad es la comodidad de los pasajeros. Se nota que está pensado para la familia. Y como cualquier vehículo de este tipo, tiene un montón de asistentes a la conducción y ayudas para ponértelo más sencillo en el día a día. Es muy seguro y tecnológico.

prueba del hyundai tucson 2021

Motores, acabados y precios del nuevo Hyundai Tucson

Por el momento, el nuevo Hyundai Tucson está disponible desde 22.800 euros según el configurador web de la marca coreana. Lo hay con motores gasolina de 150 y 180 CV, el primero de combustión o micro híbrido y el segundo siempre micro híbrido, diésel de 115 y 136 CV, con el más potente también con hibridación suave, e híbrido no enchufable de 230 CV. Además, puedes elegirlo con un cambio manual o automático, y con tracción delantera o a las cuatro ruedas. Mientras tanto, los acabados se dividen en Klass, Maxx, Tecno y Style.

Conclusión de la prueba del Hyundai Tucson 2021

Finalizo esta prueba del Hyundai Tucson 2021 con sensaciones encontradas. ¿Me gusta? Sí, mucho. Sobre todo su diseño. Me parece un soplo de aire fresco en la categoría. Además, considero que ha dado un gran paso hacia adelante en tecnología y en espacio interior. Es de los mejores de su segmento tanto por la amplitud para las plazas traseras como en lo que respecta al maletero. Un diez en aprovechamiento interior.

prueba del hyundai tucson 2021

Sin embargo, mi opinión del Hyundai Tucson 2021 se ve algo condicionada por un comportamiento en marcha algo ‘torpón’, con mucho balanceo. Esto puede verse como algo bueno si realizas una conducción tranquila y familiar. Ahora bien, si quieres algo más dinámico no es tu coche. Bueno, lo cierto es que no debería ser un SUV. En cuanto a la calidad del habitáculo, me parece que ha mejorado mucho y tiene poco que envidiar a su competencia.

Nota HolyCars: 7,5.

Ficha técnica

  • Medidas (largo/ancho/alto): 4.500/1.865/1.650 mm.
  • Puertas: 5.
  • Plazas: 5.
  • Maletero: 577 litros.
  • Peso: 1.463 kg.
  • Combustible: gasolina.
  • Motor: 1.598 cc.
  • Potencia: 150 CV.
  • Par motor máximo: 250 Nm.
  • Cambio de marchas: manual de seis velocidades.
  • 0 a 100 km/h: 10,3 segundos.
  • Velocidad máxima: 189 km/h.
  • Consumo de combustible en ciclo combinado: 6,5 l/100km.

Galería de imágenes