Saltar al contenido

Primera prueba del Seat Tarraco e-Hybrid 2021 DSG 245 CV: toma de contacto

Casi 50 km de autonomía 100% eléctrica le hacen perfecto para un día a día sin emisiones.

Prueba Seat Tarraco e-Hybrid

Esta es la primera prueba del Seat Tarraco e-Hybrid 2021 de 245 CV. Y digo eso porque no es un análisis al uso, ya que estamos hablando de una presentación a prensa del modelo. Es decir, que hemos podido obtener unas pequeñas pinceladas del Seat Tarraco híbrido enchufable después de pasar al volante del mismo poco más de media hora. Pero hay conclusiones interesantes de uno de los mejores coches de siete plazas… aunque no en esta versión.Suscríbete al canal de YouTube de HolyCars

De esta manera, se convierte por derecho propio en uno de los coches híbridos enchufables muy a tener en cuenta a partir de ahora. Porque después de este ratito conduciéndolo, mi opinión del Seat Tarraco e-Hybrid es mejor incluso de lo que me esperaba. ¿Por qué? Pues por algo en lo que destaca el fabricante de Martorell: su buena puesta a punto dinámica. E incluso en un vehículo tan grande y pesado, cumple con nota.

Primera prueba del Seat Tarraco e-Hybrid 2021 245 CV

Motor del Seat Tarraco e-Hybrid 2021: ¡245 CV!

Empiezo por lo realmente interesante en esta primera prueba del Seat Tarraco e-Hybrid 2021 o híbrido enchufable. Sí, me refiero a su sistema de propulsión. Está formado por un motor de gasolina 1.4 TSI y por otro eléctrico. Conjuntamente entregan 245 CV de potencia y 400 Nm de par motor máximo. Se trata de lo mismo que llevaba bajo el capó nuestra unidad en la prueba del Cupra León e-Hybrid.

De primeras, me sorprende mucho la aceleración que tiene. Te deja pegado al asiento a pesar de las dimensiones y el peso del vehículo. Necesitarás una espátula para despegarte. Aun así, es relativamente lógico dado que estamos ante un híbrido enchufable. Estos y los 100% eléctricos te dan todo el par motor y, por tanto, el ‘chute’ de potencia, nada más pisar el pedal del acelerador.

Prueba Seat Tarraco e-Hybrid

Esto le da cierto dinamismo a un coche como este. Está claro que no es para irte de tramo a un puerto de montaña, pero el hecho de ofrecer la dualidad de esa relativa agilidad con un comportamiento cómodo y familiar es un valor añadido muy interesante. Además, la dirección tiene un tacto muy bueno y directo. Resulta poco comunicativa, pero es directo y a poco que gires el volante el vehículo te seguirá sin rechistar.

Sin ir más lejos, bajo mi punto de vista es más ágil que, incluso, el coche de nuestra prueba del Skoda Kodiaq RS, que tenía un planteamiento más ‘deportivo’. No en vano, cuenta con un botón llamado S-Boost que aprovecha hasta el último gramo de potencia disponible para lanzarte disparado. Y además hay otros botones que puedes usar para ahorrar batería, o para cargarla con el motor de combustión, lo cual aumenta el consumo de gasolina.

Batería y autonomía del Seat Tarraco e-Hybrid 2021

Pero claro, para poder sacarle todo el partido al Seat Tarraco e-Hybrid de esta prueba necesitarás tener un enchufe en casa (o en el trabajo). En ese caso, la etiqueta 0 de la DGT cobra todo el sentido del mundo gracias a sus casi 50 km de autonomía en modo completamente eléctrico. En la práctica sobrepasa los 40 km sin mucho esfuerzo gracias a una batería de 13 kWh, y la autonomía total es de 730 km… con un consumo medio de menos de 2 l/100km.

Prueba Seat Tarraco e-Hybrid

Esto quiere decir que a poco que lo pongas a cargar por la noche en casa lo puedes usar en tus desplazamientos rutinarios sin gastar ni una gota de combustible. Por cierto, la carga en un enchufe doméstico tarda unas cinco horas y media.

De todas formas, no hay que olvidar que este coche tiene un enfoque principalmente familiar, y cómodo. Es muy silencioso y la filtración de las irregularidades que se encuentra en el asfalto es más que solvente. Eso no implica que no se trate de un coche noble en sus reacciones y firme en los cambios de apoyo. Y en cuanto al aislamiento, es como poco de notable.

De primeras arranca siempre en modo eléctrico, y sigue así a no ser que se lo pidamos a través de alguno de los modos de gestión eléctrica o se acabe la autonomía. Ah, o que pises el acelerador a tope para que se desate todo el torrente de potencia. En cuanto al cambio, es una caja automática DSG de doble embrague y resulta cómoda por las transiciones entre marchas.

Prueba Seat Tarraco e-Hybrid

Puedes cambiar también en modo secuencial a través del pomo o de las levas. Unas levas que me gustaría que fueran algo más grandes y cuya construcción no es mala, pero no deja de ser plástico duro. Hubiera estado bien algún tipo de metal. Además, si andas un poco escaso de batería siempre puedes recargarla gracias al modo B del cambio, que aprovecha la frenada regenerativa.

Pocos cambios a primera vista

En cuanto a los cambios estéticos, en esta prueba del Seat Tarraco e-Hybrid 2021 híbrido enchufable no nos hemos encontrado con mucha ‘chicha’. Integra una toma de corriente en la aleta delantera del lado del conductor, así como la chapita identificativa de esta versión en el portón del maletero, justo debajo de la del acabado. Eso sí, en el interior hay algo más de tela que cortar.

Para empezar, en la instrumentación digital se ofrece información acerca de la gestión del sistema eléctrico. Pero no solo eso, sino que también hay diferencias en cuanto a espacio y a modularidad. El maletero es, como mucho, de 610 litros de capacidad (que ojo, no está nada mal). A su vez, no se puede elegir esta versión con siete plazas. Y es que hay que dar cabida a las baterías, que se sitúan debajo del piso del propio maletero.

Prueba Seat Tarraco e-Hybrid

Acabados, precios y conclusión de la prueba del Seat Tarraco e-Hybrid 2021

Para terminar con esta prueba del Seat Tarraco híbrido enchufable, decir que está disponible con dos acabados: Xcellence y FR. El primero de ellos es el más lujoso, mientras que el FR tira más por la deportividad. En cuanto al precio del Seat Tarraco e-Hybrid, con todas las ayudas disponibles te lo puedes llevar a casa por menos de 40.000 euros, una cantidad que, desde mi punto de vista, es de lo más atractiva.

En mi opinión, este coche resulta perfecto para una familia que viva bien en el centro o bien en la periferia, sobre todo, de una gran ciudad. Eso sí, hay que tener en cuenta que un enchufe accesible resulta indispensable para poder aprovechar todas sus virtudes. En caso contrario, puedes mirar nuestra prueba del Seat Tarraco TDI, por si te interesa más otra motorización.

Nota HolyCars: 8.

Prueba Seat Tarraco e-Hybrid

Ficha técnica

  • Medidas (largo/ancho/alto): 4.735/1.839/1.658 mm.
  • Puertas: 5.
  • Plazas: 5.
  • Maletero: 610 litros.
  • Peso: 1.868 kg.
  • Combustible: gasolina y eléctrico.
  • Motor: 1.395 cc.
  • Potencia: 245 CV.
  • Par motor máximo: 400 Nm.
  • Cambio de marchas: automático de seis relaciones.
  • 0 a 100 km/h: 7,5 segundos.
  • Velocidad máxima: 205 km/h.
  • Consumo de combustible en ciclo combinado: 1,8 l/100km.

Galería de imágenes