Saltar al contenido

Prueba del Volkswagen Passat GTE 2021: una berlina muy a tener en cuenta

Lo hace todo bien: es cómodo, refinado, potente, de calidad y gasta muy poco combustible.

Prueba del Volkswagen Passat GTE 2021

A lo largo y ancho de las próximas líneas vas a leer la prueba del Volkswagen Passat GTE 2021. Seguro que su apellido te suena. Sabes que eso de GT te suena muy interesante, y con cierto toque deportivo. Y el hecho de que cambie la E por la I, y sea GTE en vez de GTI, te dice que algo de electrificación debe de haber por medio. Pues estás en lo cierto. Es uno de los coches híbridos enchufables más interesantes que hemos probado últimamente.Suscríbete al canal de YouTube de HolyCars

Todos tenemos, en general, buenas opiniones del Volkswagen Passat. Sin embargo, esta variante tiene una buena autonomía eléctrica para poder realizar los desplazamientos rutinarios sin gastar ni una gota de combustible. Además, otro punto interesante es su potencia. Cierto es que no es una berlina deportiva per se, pero no menos cierto es que sus CV hacen que nos guste todavía un poco más. Este es nuestro análisis del Volkswagen Passat GTE.

Prueba del Volkswagen Passat GTE 2021

Diseño sin estridencias, pero atractivo

Personalmente, su diseño me parece sobrio, pero atractivo. En el frontal cuenta con una parrilla completamente cerrada y que recorre el morro de lado a lado. Es como la de la prueba del Volkswagen T-Roc R, pero a lo grande. Además, integra la toma de carga. Las luces LED diurnas tienen forma de C y se encuentran en la parte más baja, y el capó tiene una forma limpia y aerodinámica, con solo dos líneas de tensión, una a cada lado.

En el perfil, la línea de cintura está muy marcada y comienza a partir de esta insignia diferenciadora de la versión GTE. A su vez, creo que esas llantas de 18 pulgadas le quedan muy bien. Mide 4,78 m de longitud, por 1,83 m de anchura y 1,48 m de altura. Por su parte, la distancia entre ejes es de 2,78 m. Para acabar con su diseño, la zaga está marcada por el clásico tercer volumen de toda berlina sedán clásica.

Prueba del Volkswagen Passat GTE 2021

Los escapes son simulados, cosa que no me gusta. Sin embargo, el resto del diseño del Volkswagen Passat GTE es muy atractivo, con una firma luminosa LED muy trabajada y una sobriedad general muy elegante. Quizá lo más destacable sean los logos, tanto el de la marca, desde el que se abre el maletero, como el del modelo, con unas letras justo debajo de este.

Calidad… ¿premium?

El interior en esta prueba del Volkswagen Passat GTE es, como mínimo, de notable. Para empezar, los asientos son comodísimos. Bien es cierto que no sujetan el cuerpo demasiado en los desplazamientos laterales, pero resultan ergonómicos. No en vano, se llaman ergoComfort. Además, el respaldo (y solo el respaldo, algo curioso, ya que no ocurre con la banqueta) del conductor tiene ajuste eléctrico.

La instrumentación es digital y permite varias opciones de configuración. Además, ofrece mucha información tanto de los parámetros relativos a la conducción como de la gestión del sistema eléctrico. Y la pantalla multimedia tiene, como mínimo, 8 pulgadas, y por supuesto conectividad total con dispositivos móviles, ya que integra Android Auto y Apple CarPlay. Su manejo es muy intuitivo y sencillo y obedece rápido a las órdenes táctiles.

Prueba del Volkswagen Passat GTE 2021

El volante dispone de un tacto estupendo gracias, en parte, al cuero microperforado. La disposición de los mandos es lógica y resulta fácil saber cuál hace cada acción. Esto también ocurre en la consola central, lo que agradezco, con mandos físicos para, al menos, la climatización y el sistema de audio. Genial. De esta manera aumenta la ergonomía al no tener que estar pendiente de dónde pulsas o no en la pantalla mientras conduces.

Los huecos son abundantes, y aunque es verdad que no son demasiado grandes, como por ejemplo los que hay bajo el reposabrazos central o delante del cambio de marchas para el móvil, un pomo que por cierto tiene un tamaño normal, resultan suficientes. También los encontramos en las puertas y en la guantera estándar, como siempre.

Para acabar con el interior delante quiero destacar que se trata de un coche muy bien hecho, robusto por ajustes y con materiales agradables al tacto. Los plásticos duros están solo en los sitios más recónditos y en el salpicadero todo es gomoso y de calidad. Y lo mejor de todo: la moldura que hay delante del copiloto no está acabada en negro piano. De esta manera, aguanta mejor los posibles rayones y la suciedad.

Prueba del Volkswagen Passat GTE 2021

La familia es bienvenida

A pesar de ser más bajito que un SUV, tanto la apertura de la puerta como el hueco para entrar son grandes. Eso facilita el acceso y acciones como por ejemplo colocar una sillita de bebé. Los asientos laterales son muy cómodos. Tienen mucho espacio para piernas y para cabeza, pero también te ‘abrazan’; recogen muy bien el cuerpo. En el central vas un poco suelto, pero es cómodo por mullido y por anchura es relativamente aprovechable.

Echo de menos algún puerto USB para las plazas traseras, pero hay una toma de 12V y salida de climatización, así como un pequeño hueco. Asimismo, dispone de un reposabrazos central con doble portavasos y de un acceso central al maletero. Un maletero que es realmente grande para ser un PHEV, con 402 litros de capacidad y una boca de carga muy aprovechable, como su espacio. Y abatiendo la fila de asientos posterior la amplitud crece notablemente y el suelo es prácticamente plano.

Prueba del Volkswagen Passat GTE 2021: ¿cómo va en marcha?

Lo primero que quiero comentar en la conducción de esta prueba del Volkswagen Passat GTE 2021 es que entiendo que los SUV son más cómodos al entrar, al salir y al organizar la carga en el maletero, por su altura. Pero para viajar, personalmente no puedo entender cómo pueden triunfar más que una berlina de este tipo. Es, cómo decirlo… Dinamismo cómodo.

Prueba del Volkswagen Passat GTE 2021

Y lo defino así porque se trata de un vehículo muy confortable. Dispuesto a cruzar la península ibérica contigo sin que ninguno de los dos os canséis. Pero a pesar de ello y de lo bien que filtra la suspensión, a la hora de atravesar zonas de curvas se muestra estable en los cambios de apoyo, no sientes ni mucho menos que vayas montado en un flan de huevo.

Lógicamente, el peso de las baterías le ayuda a asentarse y a aumentar la estabilidad que acabo de mencionar. La dirección me resulta directa y el morro obedece al momento cualquier golpe de volante. Además, me ha parecido que el radio de giro que tiene es destacable, lo que ayuda a maniobrar con él a velocidades bajas, como por ejemplo en un aparcamiento.

No te dejes engañar por las siglas GTE. Este Passat no es deportivo, pero sí rápido. Para ello monta un sistema de propulsión formado por un motor de gasolina 1.4 TSI y otro eléctrico, y ambos entregan conjuntamente 218 CV de potencia y un par motor máximo de 400 Nm. Con todo esto, registra una velocidad máxima de 222 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos.

Prueba del Volkswagen Passat GTE 2021

Me parece, por tanto, un vehículo con un empuje importante. Al entrar en acción la parte eléctrica nada más rozar el acelerador, el empuje no decae. Y, siendo sinceros, teniendo en cuenta que pesa 1.730 kg da la sensación de que tiene más de 218 CV. El consumo está muy conseguido. Con la batería a tope puedes hacer medias de 3,5 l/100km, que están lejos de los 1,1 homologados pero también está muy bien.

Y sin batería no resulta difícil mantenerlo en unos 6 o 7 l/100km, que igualmente tiene su mérito. La autonomía eléctrica homologada es de 57 km, fácil de cumplir en ciudad, y fuera de ella puedes superar los 40 yendo a un ritmo normal. Pero claro, para tener un híbrido enchufable, cualquiera, no solo este, has de tener un enchufe a mano, preferiblemente en casa. Si no, no se aprovecha.

La batería es de 13 kWh de capacidad y en un enchufe doméstico tarda en cargar unas seis horas, así que lo suyo es ponerlo por la noche… o en el trabajo. Y así moverte con energía eléctrica en el día a día, con la que por cierto puede alcanzar una velocidad máxima de 135 km/h. El cambio de este coche es automático de doble embrague, el clásico DSG del Grupo Volkswagen que equipa, entre otros, la unidad de nuestra prueba del Cupra León híbrido enchufable.

Prueba del Volkswagen Passat GTE 2021

Tiene seis velocidades y puedes cambiar con él de manera secuencial. El correcto por suavidad y velocidad, si bien no destaca por esto último. Aunque no es para nada lento. Además, si pones el cambio en el la posición B, el coche retiene en las deceleraciones, con lo que te ahorras usar el pedal de freno en diversas situaciones y aprovechas para recargar la batería con la energía cinética.

Para acabar con este apartado, destacar que este coche tiene varios modos de conducción. Uno para optimizar la eficiencia, otro deportivo, otro que prioriza la comodidad… Además, cuenta con tres botones: uno para seleccionar el que prefieras, otro GTE para aprovechar la potencia al máximo y otro E-Mode para forzar el modo eléctrico si hay carga disponible.

Motor y precio del Volkswagen Passat GTE

El Volkswagen Passat GTE tiene un precio que parte de más o menos 50.000 euros. Ahora bien, con los actuales descuentos se puede sacar por algo más de 40.000. El único sistema de propulsión con el que está disponible es con el de esta prueba, con 218 CV ligado a un cambio automático DSG de doble embrague con seis relaciones y a un sistema de tracción delantera.

Prueba del Volkswagen Passat GTE 2021

En su equipamiento de serie destacan elementos como llantas de 18 pulgadas, asientos ergonómicos, volante deportivo con levas, frenada automática de emergencia, sensores de aparcamiento, sistema de audio con 8 altavoces, asistente de arranque en pendiente, climatizador de tres zonas, Android Auto y Apple CarPlay, instrumentación digital configurable o control de crucero adaptativo con limitador de velocidad, entre otros.

Conclusión de la prueba del Volkswagen Passat GTE 2021

La prueba del Volkswagen Passat GTE 2021 finaliza con unas sensaciones estupendas sobre este coche. Después de unos días con él resulta difícil saber por qué se venden tantos SUV. Es cierto que no deja de haber clientes que sí los necesitan, pero para la mayoría de sus usuarios sería mucho más adecuado una berlina de este tipo. Por comodidad, por seguridad, por gasto de combustible, por precio del seguro…

Prueba del Volkswagen Passat GTE 2021

En cualquier caso, la moda manda y lamentablemente este tipo de coches está abocado a la desaparición. Pero debes saber que después de hacer el análisis del Volkswagen Passat GTE, pocos vehículos se me ocurren mejores para combinar desplazamientos rutinarios con viajes por vías rápidas. Es muy confortable, tecnológico, amplio (incluso con el maletero lastrado), seguro… e incluye la etiqueta 0 de la DGT. Y por si fuera poco, te permite pasarlo bien al volante gracias a su potencia.

Nota HolyCars: 8.

Ficha técnica

  • Medidas (largo/ancho/alto): 4.775/1.832/1.483 mm.
  • Puertas: 5.
  • Plazas: 5.
  • Maletero: 402 litros.
  • Peso: 1.730 kg.
  • Combustible: híbrido enchufable de gasolina.
  • Motor: 1.395 cc y otro eléctrico.
  • Potencia: 218 CV.
  • Par motor máximo: 400 Nm.
  • Autonomía eléctrica: 57 km.
  • Capacidad de la batería: 13 kWh.
  • Cambio de marchas: automático de seis velocidades.
  • 0 a 100 km/h: 7,4 segundos.
  • Velocidad máxima: 222 km/h.
  • Consumo de combustible en ciclo combinado: 1,1 l/100km.

Galería de imágenes