Saltar al contenido

Prueba del Subaru XV Eco-Hybrid 2020: un gran desconocido

Cuando no te ciega la marquitis puedes descubrir coches tan estupendos como este.

prueba de subaru xv eco-hybrid 2020

No sé si voy a poder dejar los sentimientos a un lado a la hora de escribir esta prueba del Subaru XV Eco-Hybrid 2020. La lógica nos dice que como más se disfruta un coche es dándole caña. Llevándolo al circuito y poniéndolo al límite. Pero hay otro tipo de diversión: la que descubrimos con la prueba del Subaru XV GLP y que no solo he confirmado, sino que mis sensaciones se han incrementado con la nueva versión híbrida.Suscríbete al canal de YouTube de HolyCars

Porque en esta prueba del Subaru XV híbrido vas a descubrir que no se trata de un coche híbrido estándar. Es otra filosofía, otro rollo completamente diferente. Una hibridación en la que se deja patente la herencia con la que la marca japonesa cuenta en lo relativo al 4x4. Y como mis opiniones del Subaru XV ya las descubriste en el enlace que tienes en el párrafo anterior, hoy me voy a centrar más en cómo funciona este sistema Eco-Hybrid y en cómo va fuera del asfalto.

Prueba del Subaru XV Eco-Hybrid 2020

¿En qué cambia por fuera?

En esta prueba del Subaru XV Eco-Hybrid 2020 me he dado cuenta de que, en la práctica, la imagen no cambia con respecto al resto de variantes. Eso sí, hay dos detalles tontos que sí son diferentes, pero nada importante. Me refiero a la parrilla, a los embellecedores plateados en los faros antiniebla y a la chapita trasera de Eco-Hybrid. Además, por dentro, los diales de la instrumentación tienen el fondo azul.

Esta unidad lleva el color Pure Red. Para mí es genial, pero ya es gusto personal: si pintas casi cualquier coche de rojo me encantará. Incluso un Multipla. Ahora bien, si hay algo que me flipa es la altura libre al suelo. ¡Son 22 cm! La longitud es de 4,47 m, y el maletero disminuye de 385 a 340 litros debido al sistema híbrido, pero es más que suficiente para el día a día y para algún que otro viaje.

Cómo es su motor

Pero bueno, vamos al meollo de la prueba del Subaru XV Eco-Hybrid 2020, al jugo, a la mandanga. ¿Cómo funciona el sistema híbrido? ¿Merece la pena? Pues bien, debes saber que se trata de un motor bóxer atmosférico de gasolina de 2.0 litros con 150 CV asociado a uno eléctrico de 17 CV que va alojado en la caja de cambios. El conjunto, por si te interesa, se llama oficialmente e-Boxer.

prueba de subaru xv eco-hybrid 2020

La batería es muy pequeña, de 0,6 kWh de capacidad. Tiene una autonomía eléctrica de 1,6 km, y solo funciona en modo 100% eléctrico en condiciones (demasiado) favorables. Es decir, pisando el acelerador de manera muy suave y a la hora de aparcar, o en las arrancadas. Pero la función principal del sistema eléctrico es apoyar al de combustión. De hecho, sus mayores logros son obtener una mayor suavidad al conducir y poder lucir la etiqueta ECO en el parabrisas.

La potencia total en esta prueba del Subaru XV híbrido son los mismos 150 CV del motor térmico. Las prestaciones, por su parte, son aceptables. Acelera de 0 a 100 km/h en 10,7 segundos y alcanza los 193 km/h de punta. El consumo homologado es de 7,9 l/100km, pero en la realidad sube aproximadamente un litro. ¿Consume más que muchos híbridos? Pues sí, pero este coche está hecho de otra pasta. Tiene una filosofía diferente.

Prueba del Subaru XV Eco-Hybrid 2020: grandes capacidades

Pero no puedo pasar por alto el cambio automático en esta prueba del Subaru XV Eco-Hybrid 2020. Es CVT o de variador contínuo. Esto implica que no tiene marchas, es como una scooter, y si le pisas a fondo se revoluciona mucho. Cuenta con simulación electrónica de marchas y puedes controlar con ellas la retención del motor, aunque los cambios, especialmente al bajar de marcha, son más bruscos que en una de convertidor de par.

prueba del subaru forester eco-hybrid 2020

He de reconocer que está muy conseguida, si bien no es mi cambio favorito y creo que la potencia del motor se podría aprovechar mejor con otro tipo de transmisión. Pero si realizas una conducción tranquila es casi la mejor que puedes escoger por su suavidad a bajas vueltas. Pero, ¿por qué Subaru opta por este cambio? Pues porque es necesario para combinarse con el paquete de seguridad EyeSight, que consta de un arsenal cámaras en HD, radares y sensores para desplegar un buen puñado de ayudas a la conducción.

Ahora bien, mi opinión del Subaru XV Eco-Hybrid en cuanto a comportamiento dinámico es excelente. Las reacciones son siempre seguras y la marca japonesa ha conseguido un equilibrio bestial. En las curvas es un coche que no balancea nada, pero es que luego se trata de un vehículo comodísimo para viajar, y de los baches ni te enteras. La dirección es relativamente directa y la altitud, junto a unos espejos retrovisores laterales muy grandes, te ayudan a tener una visibilidad estupenda.

¡A mancharse de barro!

Y termino con mi parte favorita de la prueba del Subaru XV híbrido: la conducción 4x4. Sí, no es un todoterreno puro. Pero le puede dar una patada en el culo a la mayoría de SUV y crossover. Sus ingredientes están claros. La mencionada altura libre al suelo de 22 cm, unos bajos carenados para proteger la mecánica y unos ángulos de ataque, salida y ventral de 18, 29 y 21,9 grados. En dos palabras: ‘im-prezionante’.

prueba de subaru xv eco-hybrid 2020

La tracción a las cuatro ruedas es permanente y dispone también del sistema X-Mode, que coordina al motor, el cambio, los frenos y la tracción para contar siempre con el máximo agarre. Y no me puedo olvidar tampoco el control de descensos. En definitiva, ¿se puede hacer offroad con el Subaru XV Eco-Hybrid 2020 de esta prueba? Pues sí, y con bastantes garantías.

Conclusión de la prueba del Subaru XV Eco-Hybrid 2020

Este coche cuenta con virtudes muy marcadas, aunque también algún defecto que puede hacer a alguien desechar su compra. Pero créeme, en cuanto lo uses durante los primeros km te olvidarás de ellos. Se trata de un modelo que va genial en carretera y genial en campo. Además, está construido con materiales de mucha calidad y… ¡qué demonios! Luce genial.

En el apartado del debe en esta prueba del Subaru XV Eco-Hybrid 2020 tenemos que apuntar un espacio inferior al de algunos rivales y un consumo superior al de otros modelos híbridos. No obstante, ninguno de estos aspectos debería espantarte. La conclusión general es que es un coche muy cómodo y, sobre todo, seguro. Ofrece lo que muy pocos pueden a un precio que parte de los 30.500 euros, y si te soy sincero merece mucho más la pena que el Mercedes GLA o el BMW X1 básico de turno.

prueba del subaru forester eco-hybrid 2020

Para terminar, sus niveles de equipamiento, que son dos: Sport Plus y Executive Plus. Esta unidad es la más básica, por llamarla de alguna forma, porque viene a tope de equipamiento de serie. Así, entre otros, cuenta con elementos como llantas de 18 pulgadas, faros totalmente de LED, sensores de lluvia y luces, control de crucero, pantalla multimedia con conectividad Android Auto y Apple CarPlay…

Nota HolyCars: 8,5.

Ficha técnica

  • Medidas (largo/ancho/alto): 4.465/1.800/1.595 mm.
  • Puertas: 5.
  • Plazas: 5.
  • Maletero: 340 litros.
  • Peso: 1.628 kg.
  • Combustible: gasolina.
  • Motor: híbrido formado por uno eléctrico de 17 CV y un 2.0 bóxer de 150 CV.
  • Potencia conjunta: 150 CV.
  • Par motor máximo: 194 Nm.
  • Capacidad de la batería: 0,6 kWh.
  • Autonomía eléctrica: 1,6 km.
  • Cambio de marchas: automático CVT.
  • 0 a 100 km/h: 10,7 segundos.
  • Velocidad máxima: 193 km/h.
  • Consumo de combustible en ciclo combinado: 7,9 l/100km.

Galería de imágenes