Saltar al contenido

Prueba Hyundai Tucson diésel 2021. ¡Ahorrar con estilo!

Después del gasolina, toca probar el diésel.

Prueba Hyundai Tucson Diesel

La prueba del Hyundai Tucson diésel 2021 empieza con un objetivo: compararlo con la prueba del Hyundai Tucson 2021 con motor de gasolina que mi compañero Víctor condujo hace unos días y ver si realmente este combustible sigue siendo una opción interesante de compra. No cabe duda que el Hyundai Tucson 2021 es un SUV que está revolucionando el segmento con un diseño con mucha personalidad, una buena calidad general, motores para todas las necesidades y todo a un precio razonable.Suscríbete al canal de YouTube de HolyCars

El Hyundai Tucson 2021 con el motor diésel de 136 CV se me antoja como una de las opciones más interesantes de la gama. ¿Por qué? Pues porque gracias a la eficiencia de la mecánica, al apoyo de la electricidad del sistema micro-híbrido de 48 voltios y a sus buenas prestaciones se presenta como una opción muy razonable. Especialmente para los que quieran viajar mucho con este nuevo SUV.

Prueba Hyundai Tucson diésel 2021

Diseño del Hyundai Tucson 2021: diferente para triunfar

Hyundai ha sido lista. El segmento de los SUV está super competido y la firma coreana ha decidido apostar por ser diferente a todo, ofrecer un diseño llamativo, atractivo y muy moderno pero sin perder de vista los grandes atributos de cualquier SUV: presencia, practicidad y con ese punto de robustez inspirado en los clásicos todoterrenos.

No voy a entrar demasiado en el apartado del diseño, ya que mi compañero Víctor ya lo repasó de arriba a abajo en la primera prueba del Hyundai Tucson 2021. Simplemente destacar elementos diferenciados como la parrilla con luz de día incrustada, la caída del pilar C o la posibilidad de contar con techo en color de contraste.

El diseño interior es más conservador pero tiene todo lo que esperas de un SUV moderno: aquí te explico con todo detalle el interior del Hyundai Tucson 2021, con un vídeo 360 grados en el que tú mismo podrás entrar e inspeccionar todos sus detalles. Buen espacio interior, buen maletero y la tecnología más moderna y avanzada de Hyundai.

Motor diésel del Hyundai Tucson, ¿la mejor opción?

Prueba Hyundai Tucson Diesel motor

La gama de motores del Hyundai Tucson es amplia e interesante, pero parece claro que tras la prueba del Hyundai Tucson diésel de 2021 hay un titular: el diésel sigue muy vivo. Sigue siendo una opción muy interesante y asociado a la micro-hibridación de 48 voltios consigue un nivel de eficiencia sorprendente.

En un coche de este tamaño y con un objetivo eminentemente familiar, creo que un motor diésel casa como anillo al dedo. En este caso, el Hyundai Tucson equipa un motor diésel de cuatro cilindros, 1,6 litros de cilindrada, 136 CV y 320 Nm de par a 2.000 vueltas. Un motor que se apoya en un sistema micro-híbrido de 48 voltios alimentado por una batería de 0,44 kWh.

Un motor para ahorrar

Prueba Hyundai Tucson Diesel lateral trasera

Este sistema no permite ahorrar una gran cantidad de combustible por sí mismo, ya que no tiene capacidad para mover las ruedas, pero sí consigue hacer que el motor diésel sea super eficiente. Por ejemplo, a velocidades constantes entre 70 y 150 km/h es capaz de apagar el motor por completo y permitir al vehículo rodar en modo vela. También tiene un sistema Start-Stop muy eficaz para reducir consumos y emisiones en ciudad, apagando el motor incluso en movimiento.

EL resultado son unos consumos sorprendentemente bajos. ¡Incluso en ciudad! En carretera abierta es fácil rodar con medias de unos 5 litros de combustible cada 100 km, mientras que en ciudad se puede llegar a ser muy, muy eficiente, con consumos que pueden rondar los 6 o 7 litros. Los números de homologación, comparados con un gasolina, no son demasiado diferentes, pero en la vida real la cosa cambia.

Y es que si estás buscando un SUV con los consumos más bajos posibles, creo firmemente que el diésel sigue siendo la mejor opción, especialmente si se alía con la electricidad para conseguir un conjunto muy eficiente. No es una opción barata, pero si realizas más de 15.000 kilómetros al año puedes llegar a rentabilizarlo en un plazo relativamente corto.

Prueba Hyundai Tucson diésel: ideal para kilometradas

Prueba Hyundai Tucson Diesel asientos

Todo en el Hyundai Tucson diésel está pensado para hacer grandes kilometradas sin sufrir. El motor es un aliado de primer nivel pero a ello se suma una puesta a punto muy orientada al confort y al refinamiento. Tanto la insonorización interior como el mullido de los asientos ponen de manifiesto que estamos ante un SUV compacto pensado para viajar, sin preocupaciones y con un alto grado de satisfacción.

El motor corre suficiente y gasta poco pero además su suspensión filtra con una gran entereza. En vías rápidas es un coche muy sólido y que se apoya de maravilla sobre el asfalto. Lo mismo ocurre en ciudad: gracias a su buena visibilidad puede considerarse como un vehículo urbano muy capaz, perfecto para el día a día.

Obviamente, su puesta a punto tan ‘blandita’ y orientada al confort tiene su cruz. Y es que como ocurre habitualmente con los Kia e Hyundai, hablamos de coches desarrollados a nivel global donde el equilibrio es fundamental. ¿En qué se traduce esto? Pues en un confort alto pero en un comportamiento dinámico algo más pobre que el de otros SUV europeos. Transmite menos y elementos como la dirección o la frenada podrían tener un tacto algo más firme y directo.

Es un SUV que no emociona al volante pero que tampoco lo pretende. Al menos de momento: viendo su diseño espectacular y su buena calidad general, un Hyundai Tucson N con una puesta a punto deportiva para poner en complicaciones al Cupra Ateca sería absolutamente espectacular. ¡No tengo ninguna duda!

Hyundai Tucson 2021: ¿gasolina o diésel?

Prueba Hyundai Tucson Diesel trasera

La pregunta del millón. Gasolina o diésel. ¿Qué Hyundai Tucson es más recomendable? Como siempre decimos en HolyCars, depende mucho de tus necesidades de movilidad. Lo que está claro es que el Hyundai Tucson diésel consigue unos consumos realmente buenos, incluso sorprendentes: la electricidad no mueve las ruedas pero ayuda a que seas más eficiente de una manera mucho más sencilla.

Personalmente me han sorprendido ciertas cifras. Por ejemplo: el consumo urbano. Puedes conseguir sin demasiado esfuerzo consumos medios en ciudad por debajo de los siete litros, incluso algo menos si practicas una conducción muy eficiente. Una vez en carretera, en una conducción tranquila, el consumo rondará los 5 litros, pudiendo ser incluso algo menor en condiciones óptimas de circulación.

El Tucson con motor de gasolina tiene en el precio de compra su gran ventaja competitiva, así como un puntito extra de refinamiento y un mantenimiento menor. Hoy en día los diésel son muy fiables y también muy limpios, por lo que tampoco deberías romperte mucho la cabeza: es tan fácil como hacer números. Yo creo que si realizas más de 18.000 kilómetros al año la compra del diésel puede estar justificada.

Ficha técnica

  • Motor: 4L Turbo. 1.598 cc
  • Potencia: 136 CV a 4.000 rpm
  • Par: 320 Nm a 2.000 rpm
  • Consumo: 5,3 litros/100 km
  • Emisiones: 139 gr de CO2 por km
  • Aceleración 0-100 km/h: 11,4 seg.
  • Velocidad máxima: 180 km/h
  • Tracción: delantera
  • Transmisión: automática doble embrague
  • Precio: 35.050 euros (sin descuentos)
  • Etiqueta DGT: ECO

Conclusión de la prueba del Hyundai Tucson diésel 2021

Voy a ser claro y breve, porque ya sabes que lo breve si bueno, dos veces bueno. El Hyundai Tucson es un coche con un comportamiento muy equilibrado y que pretende marcar la diferencia a base de estilo, diseño y tecnología. Y honestamente, teniendo en cuenta cuáles son los principales factores de compra a la hora de elegir un SUV, creo que será todo un éxito.

Prueba Hyundai Tucson Diesel interior

Y es que al final los SUV se compran por una mera cuestión de imagen e Hyundai se ha sacado de la manga un concepto que llama la atención y que gusta. Su frontal, con los faros diurnos integrados en la propia parrilla es espectacular, mientras que los detalles geométricos en el resto de la carrocería sorprenden. La zaga, con esos pilotos LED unidos, también me parecen un acierto.

Es cierto que su comportamiento está muy orientado hacia el confort, pero con este motor diésel tan ahorrador, apoyado en la electricidad, se me antoja como uno de los SUV ideales para viajar en familia, tranquilamente y ahorrando dinero en todos tus desplazamientos. El diésel sigue muy vivo y motores como este, a la última tecnológicamente, así lo vuelven a demostrar.

Nota HolyCars: 7

Galería de fotos